martes, 7 de noviembre de 2017

¡VIVA EL CENTENARIO DE LA REVOLUCIÓN PROLETARIA DE OCTUBRE!

El proletariado y los pueblos oprimidos del mundo hemos asistido a la conmemoración del CENTENARIO DE LA GRAN REVOLUCIÓN PROLETARIA DE OCTUBRE.


La revolución proletaria de 1917 se  constituyó en la revolución más grandiosa en la historia de la humanidad gracias a que al frente de la misma estaba un partido experimentado, templado en los combates de la clase, íntimamente vinculado a las masas populares, explotadas, oprimidas, a los obreros y campesinos de todos los pueblos y naciones de Rusia, pertrechado con el poderoso marxismo-leninismo, con un programa verdaderamente científico, cimentado en el conocimiento de las leyes objetivas que rigen al desarrollo social de lucha por la dictadura del proletariado y la  construcción del socialismo científico.

Pero a la revolución proletaria de octubre no hay que verla como un hecho histórico ceñido únicamente a la Rusia en 1917. Hay que escardar tiempo atrás, buscarlo en las luchas campesinas que le antecedieron en Alemania, en la misma Rusia, de Europa entera; en la asimilación de la experiencia de la Comuna de París y la necesidad de no dejar piedra sobre piedra del viejo orden existente para poder erigir el nuevo Poder; en la primera revolución Rusa en julio de 1905 que logra desprenderse del hilo ideológico de las anteriores revoluciones burguesas de occidente al dotar, a esta revolución, de la fuerza política e ideológica rectora y hegemónica: el proletariado, quién a su vez contó con el instrumento político: el partido bolchevique marxista-leninista; un amplio frente popular de lucha revolucionaria incluyendo al movimiento obrero, la revolución agraria campesina y el movimiento de liberación nacional. Se daba paso a la revolución democrática de nuevo tipo.


La victoria de la Revolución Socialista de Octubre confirmó la vitalidad y justeza de la teoría leninista sobre la alianza obrero-campesina.

Pero hay que tener muy en claro, ninguna conquista del proletariado y pueblo oprimido en Rusia de 1917 habría sido posible sin lucha, sin violencia revolucionaria, sin destrucción/construcción, y quizá uno de los elementos más relevantes e imprescindibles,  sin la magistral dirección del partido por parte de Lenin, quién supo entender que si no se combatía y destruía a las distintas manifestaciones del oportunismo, revisionismo y centrismo que, entre otros, esgrimían Kautsky, Trotsky y sus secuaces, nada se habría hecho, nada se habría conquistado.

No hay que buscar la revolución de octubre en los hechos aislados, o ceñirlos indesligablemente a guerras mundiales que si bien es cierto son incidentales en la medida que debilitan al capitalismo mundial, no necesariamente son determinantes para que la revolución pueda abrirse caminos de manera más decidida.

Hay que encontrar la revolución de octubre en la revolución democrática de nuevo Tipo en China, sobre todo en su concreción como revolución proletaria en la Gran Revolución Cultural.


Y no diferente sucede con la guía ideológica del proletariado que siguiendo los trazos de octubre hoy comandan los esfuerzos revolucionarios del proletariado, campesinado y pueblo oprimido del Perú, Turquía, Filipinas y la India, quienes desarrollan guerras populares íntimamente adscritas a las tareas del proletariado y su hoja de ruta trazada en 1917 y que ineluctablemente devendrá de Nueva Democracia en Socialismo, en dictadura del proletariado.

Hoy festejamos el centenario de la revolución de octubre, y lo hacemos jubilosos, pero sobre todo, combativos, con el puño apretado y con el odio de clase urgente,  que apremia en convertirse en tareas, en acción, fortalecido en marxismo-leninismo-maoísmo, reforzando nuestro compromiso de clase y consientes de la responsabilidad que éste tiene de conducir a los oprimidos a la dictadura del proletariado en los países capitalistas;  en la firme tarea que tiene en los países semifeudales y semicoloniales de conducir a los obreros, campesinado y masas explotadas a la revolución democrática de nuevo tipo, como una de las expresiones que asume la dictadura del proletariado en este tipo de países, y desde luego, el necesario rol que debe cumplir la clase, el proletariado, en los procesos de emancipación de las naciones y pueblos oprimidos (entre otros Cataluña) por la conquista de su independencia atada a la profunda transformación de la sociedad.

Al cumplirse en Centenario de la revolución de octubre, obreros, campesinos pobres, masas explotadas del Ecuador, su organización donde expresa el carácter democrático la revolución de Nueva Democracia: el Frente de Defensa de las Luchas del Pueblo, y su partido guía, expresamos nuestro más profundo compromiso de no desistir, de no dudar de la fuerza ideológica del proletariado en las tareas que debemos emprender por allanar el camino a la dictadura del proletariado en el Ecuador y el mundo.


                 ¡VIVA LOS CIEN AÑOS DE LA REVOLUCIÓN PROLETARIA DE OCTUBRE!

¡VIVA LA DICTADURA DEL PROLETARIADO!

¡EL SOCIALISMO TIENE UN SOLO ROSTRO Y UNA SOLA ENTRAÑA: LA DICTADURA DEL PROLETARIADO!

¡VIVA EL MARXISMO-LENINISMO-MAOÍSMO!

¡SALVO EL PODER TODO ES ILUSIÓN!



CON LA DIRECCIÓN DEL PROLETARIADO: LA INDEPENDENCIA, LA REVOLUCIÓN DE NUEVA DEMOCRACIA, EL SOCIALISMO, DESBROZA CAMINO AL DORADO COMUNISMO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario