martes, 6 de febrero de 2018

ATENTADO A CUARTEL POLICIAL DE SAN LORENZO, UNA PATRAÑA DE LA REACCIÓN Y DEL OPORTUNISMO


El 27 de enero del 2018, en la ciudad de San Lorenzo, Esmeraldas, limítrofe con Colombia, un coche bomba destruyó el cuartel de policial causando importantes destrozos en las instalaciones del recinto y casas colindantes. El atentado no causó bajas mortales más sí una treintena de heridos sin gravedad.


Por ser un hecho inusitado, sin referente histórico en el país, el atentado alertó al gobierno y puso en tensión a los aparatos represivos del estado que absortos veían cuán vulnerables y débiles son.


Lo que llama la atención es que, a las pocas horas del hecho, las autoridades militares del gobierno de Santos, Colombia, afirmaban que los autores del atentado era un grupo disidente de las FARC (columna Oliver Sinisterra) quien no se adhirió al proceso de desmovilización de esa guerrilla.


La información colombiana fue receptada por la policía y gobierno del Ecuador que, sin haber hecho las investigaciones respectivas, se sumaron inmediatamente a gritar y declarar que efectivamente los culpables del bombazo son precisamente el grupo disidente y centran sus ataques en el comandante de esa guerrilla: Guacho.


Lo que no pueden ocultar las hienas de la reacción de Colombia, el oportunismo capitulador de las FARC, Gustavo Larrea y demás miembros del gobierno de Moreno, es que todo se trata de una patraña orquestada por la colusión del viejo estado de Colombia y Ecuador para neutralizar a aquellos que no se someten al redil de Timochenko y Santos.


-El caso de Gustavo Larrea es especial, no hay que olvidar que en el computador de Raúl Reyes se encontró información de que éste acusaba a Larrea de Trabajar para la CIA; que había que tener cuidado con ese individuo. Es obvio que la mano de la CIA y de sus consortes tienen mucho que ver en este atentado-.


Ya con anterioridad, el desmovilizador y capitulador Timochenco, alertaba que el grupo de Guacho no quería proceder a la dejación de armas y entregó toda la información que tenía de ese frente guerrillero de Tumaco para que sea aniquilado por el ejército represivo de Colombia. Es decir, Timochenko delataba y combatía, junto al ejército de Colombia, a los frentes que no plegaban la capitulación.


La respuesta del frente guerrillero de Tumaco fue combatir y repeler a la dirigencia de la FARC.

La venganza no se hizo esperar.


Las FARC de Timochenko y Santos, planearon y ejecutaron –conjuntamente- con el Ejército de Colombia el atentado a la base policial de San Lorenzo. Unos colocaron los explosivos, los otros, se apresuraron a estirar el brazo y señalar a los “oportunos” culpables. Mientras tanto autoridades y alto mando policial/militar de “inteligencia” ecuatoriana, ajustaban los dispositivos militares para dar la respuesta sujeta del plan general planteado por Santos.


Este oscuro plan fue diseñado con anterioridad. Inició con la operación denominada” Éxodo 2018” inició el 8 de enero con el traslado a Nariño, Tumaco, de 2.000 militares armados y equipados desde la base de Tolemaida, en el centro del país. Esta fuerza de intervención tiene el apoyo de la fuerza aérea de Colombia, grupos especializados de asalto y de inteligencia. 


De antemano ya se definió el objetivo de alto valor estratégico: Gaucho.


Es decir, primero se posicionaron sobre el terreno en el departamento de Nariño. Desplegaron sus fuerzas en torno al objetivo en espera al desplazamiento del frente Oliver Sinistierra a lo largo de la frontera con Ecuador. Tendido el cerco sólo tenían que esperar que los capituladores hagan su trabajo, es decir, cometer el atentado y así lograron espolear a los aparatos represivos del Ecuador y al gobierno de Moreno a que combatan a Guacho y su frente guerrillero en territorio ecuatoriano. Éstos utilizaban o utilizaban las selvas de San Lorenzo como área de repliegue; los ramales de mar, manglares y ríos para movilizarse entre los dos países, proveerse de logística y tener, en el Ecuador, una zona de oxigenación. Y precisamente por estas razones, resultaba difícil creer que los disidentes realicen una acción armada de esa envergadura en el país, salvo que no tenga claro el elemental manejo de la táctica y la estrategia en términos militares. 


Hecho el atentado por parte de las fuerzas de Timochenko y del ejército de Colombia, la reacción fue automática. Se movilizaron efectivos de fuerzas especiales, GIR, GOE, GEMA, FAE, etc., a la frontera. Ellos, en la actualidad, se dedican a peinar la zona y hacer de martillo, empujar a los insurgentes a territorio colombiano donde el ejército burgués ya dispuesto hace de yunque y tratar, de esa manera, aniquilar a aquellos que nos e convencen de la paz de Santos y de las FARC.


Mientras tanto, los miembros de la revolución ciudadana, del socialismo del siglo XXI, muestran su verdadera cara. Solícitos salen a hablar de soberanía, de revolución y otras babosadas más. Caen o se prestan para el gran sainete, pero no solo eso, reproducen el discurso acuñado por el imperialismo de narcoguerrilla, terrorismo, etc., hacen pronunciamientos de la firmeza con la que van a actuar contra estos “males” y se postra, una vez más ante el imperialismo yanqui, solicitando la intervención de efectivos especializados (FBI), para que ayuden en las investigaciones del atentado. De hecho, los miembros del FBI ya están en el país y son quienes le dan forma a la trama.


Miserables, entreguistas, al menor golpe de viento corren a esconderse en los sobacos de Trump y su régimen imperialista, opresor, criminal. Éstos son los revolucionarios de este régimen.


Por noticias de la prensa, se conoce que las fuerzas de represión ya han llegado a la frontera con Colombia después de hacer un barrido de la zona. Se han fijado en el terreno. Ahora las cosas se invertirán. Los aparatos represivos de Colombia harán de martillo y los aparatos represivos del Ecuador de Yunque. Una fuerza bi nacional compuesta por tres actores, ejército colombiano, aparatos represivos del viejo Estado del Ecuador y las FARC capituladoras como elementos de apoyo, combaten a una fuerza que, si bien es cierto, no cuenta con la línea ideológica correcta, se niega a participar del sainete, de la gran mentira de Santos y las FARC, la paz burgués-terrateniente.


Moreno tiene la obligación de explicar al país, sobre todo a las masas pobres de la frontera con Colombia, del porqué, en base a engaños, mentiras y coludidos con el régimen narco paramilitar de Santos, involucra a la población fronteriza en la lucha contra los grupos armados de Colombia.



¡FUERA FBI DEL PAÍS!


¡YANKEES GO HOME!


¡CONDENA AL RÉGIMEN DE MORENO POR ENTREGUISTA, MENTIROSO Y REPRESOR!


CONDENAMOS A LAS FARC Y SU ROL DELATOR Y REPRESIVO CON QUIENES NO SE CIÑEN A LA PAZ DE LOS CEMENTERIOS, QUE ES LA PAZ DE SANTOS Y LAS FARC


CONDENA A LOS APARATOS REPRESIVOS DEL ECUADOR QUE SE PRESTAN A LA GRAN MENTIRA PARA INVOLUCRAR A LOS ECUASTORIANOS EN LA LUCHA EN CONTRA DE LA INSURGENCIA ARMADA DE COLOMBIA


No hay comentarios:

Publicar un comentario